Neonatología

Problemas durante el periodo neonatal.

Generalmente los problemas más frecuentes están relacionados con la adaptación al medio externo.  El bebé puede comer  “lento”, se queda dormido, regurgita. Se debe tener paciencia,  en ocasiones es necesario  quitarle algo de  ropa  al bebé,  pues el calor lo  hace dormir;    la alimentación se debe ofrecer aproximadamente cada tres horas y se deben alternar los pechos en las diversas tomas. Para evitar la regurgitación, se debe hacer que el bebé “repita” entre las tomas y se debe evitar que coma demasiado rápido.  En  ciertos casos,  los bebés se ponen ictéricos (amarillos), ya que de los glóbulos rojos de  la sangre del bebé, se libera un precursor de  un pigmento amarillo (bilirrubina)  que se puede acumular debido a la inmadurez del bebé.

La ictericia puede desaparecer, cuando no es grave, con exposición a rayos solares; sin embargo en ocasiones es necesario poner al bebé en contacto con  lo que se  conoce como fototerapia,  que es la exposición a luz artificial, para así lograr que disminuyan los valores de bilirrubina (pigmento amarillo) de manera más rápida, y solo en ocasiones extraordinariamente  especiales, como cuando hay incompatibilidad  grave a grupo o Rh, se puede necesitar un recambio de sangre.  

.  

Debido a esto, el pediatra normalmente vigila muy de cerca la coloración del bebé.