Cesárea

Definición


Es la cirugía que tiene por objeto facilitar el nacimiento de un bebé por medio de una incisión en la pared abdominal y el útero de la madre.

Historia

La operación cesárea es  parte de la historia de la humanidad desde hace varios siglos. Según la mitología griega, Apolo hizo posible el nacimiento de Esculapio, fundador del culto de la medicina, al realizar una incisión en el abdomen de su madre Coronis. Así mismo, existen numerosas referencias a la operación cesárea en diferentes cul turas de la antigüedad, como la india, egipcia, griega, romana, china, etc.

Parece que la palabra “ cesárea ” se deriva de una ley romana mediante la cual el César decretó que todas las mujeres que fallecieran durante el trabajo de parto fueran operadas, y los nacimientos de los bebés se lograran por medio de esta cirugía. Esta ley fue conocida como lex regia o lex cesarea . Otro posible origen de la palabra cesárea es el verbo latino caedare , que significa cortar.

Conforme los conocimientos de la anatomía del cuerpo humano fueron aumentando, también las posibilidades de lograr una cirugía sin complicaciones, tanto para la madre como para el bebé, se incrementaron considera blemente. Sin embargo, no fue sino hasta el año de 1153 en que se reportó la primera operación cesárea exitosa en el imperio británico, misma que fue realizada por una mujer: James Miranda Stuart Barry quien, haciéndose pasar por hombre, pudo realizar los estudios de medicina.

En la actualidad, la incidencia de cesáreas se ha incrementado debido principalmente a dos factores:

El perfeccionamiento de las técnicas de asepsia y antisepsia (es decir, la adecuada desinfección del material y equipo quirúrgico)
El uso de antibióticos, a partir del descubrimiento de la penicilina, con lo que las infecciones postquirúrgicas han sido casi eliminadas

Con el surgimiento de la perinatología (rama de la medicina que se especializa en los sucesos que se presentan alrededor del parto) en los años sesentas, el bebé se comenzó a considerar como un paciente; los métodos diagnóstico-terapéuticos para asegurar el bienestar fetal (exámenes de laboratorio, consejo genético, ultrasonido, monitorización fetal) se han ido perfeccionando y en la actuali-
dad permiten hacer una evaluación certera del estado de salud del bebé e indicar una cesárea oportunamente para evitar “sufrimiento” o falta de oxigenación.

Se puede concluir que actualmente se realiza un número mayor de cesáreas a cambio de bebés más sanos (disminución de la morbi-mortalidad materno-fetal).