Anticoncepción

Métodos permanentes:

Oclusión tubaria bilateral

Es un método anticonceptivo quirúrgico, permanente para la mujer, que consiste en la oclusión de los conductos de las trompas de Falopio. Brinda protección anticonceptiva mayor del 99% y está indicado para mujeres en edad fértil que deseen o requieran un método permanente de anticoncepción en las siguientes condiciones:

Paridad satisfecha

Razones médicas

Deficiencia mental

Se realiza con anestesia general o anestesia local y sedación. La vía de acceso a la cavidad abdominal puede ser por: minilaparotomía, laparoscopía, histeroscopía, colpotomía (vía vaginal).

También existen diferentes técnicas para ocluir las trompas:

Corte (salpingotomía) y ligadura

Salpingectomía (corte de un segmento de cada una
de las trompas): técnica de Pomeroy, Uchida, Irving,
Kroning, etc

Mecánica: por la aplicación de anillo de Yoon, grapas,
electrofulguración o laser

Técnica quirúrgica de la oclusión tubaria bilateral (O.T.B. o L.T.B.)

 

. Se muestra el sitio donde se llevará a cabo la ligadura de la trompa (Imagen arriba izq.)

. Ligadura de la trompa de Falopio (Imagen arriba der.)

 

Ligadura de la trompa de Falopio (Imagen arriba izq.)

Segmento de la trompa de Falopio -un centímero- (Imagen arriba der..)

 

Vasectomía

Es un método anticonceptivo quirúrgico, permanente para el hombre, que consiste en la oclusión de los dos conductos deferentes, con el fin de evitar el paso de los espermatozoides; está indicado para hombres que deseen un método permanente de anticoncepción en las condiciones siguientes:

Fecundidad satisfecha

Razones médicas

Deficienia mental

Hay 2 formas de ocluir los conductos deferentes:

La técnica tradicional con bisturí, que es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se ligan y seccionan, o bloquean, los conductos deferentes a través de una pequeña incisión en el escroto (piel que cubre los testículos).

Técnica de Li: sin bisturí,  es un procedimiento quirúrgico mediante el cual se ligan y seccionan los conductos deferentes a través de una pequeña punción en el rafé escrotal.

En ambas técnicas puede utilizarse la electrofulguración para bloquear los conductos deferentes.

Recuerde que esto es sólo una información general de todos los métodos; para mayor información, consulte a su médico.